Saltar al contenido

5 beneficios de los frutos secos

beneficios de los frutos secos

Los frutos secos tienen muchos beneficios y son un tipo de alimento recomendado a tener en cuenta a la hora de idear cualquier tipo de plan dietario.

Estos granos o semillas – tales como las nueces, semillas de girasol, o almendras – se caracterizan por presentar un elevado contenido calórico, presentando grandes concentraciones de vitaminas, minerales, fibra, proteínas y grasas saludables que acarrearán efectos positivos para nuestra salud corporal y mental.

Mejora tu dieta y calidad de vida

Con el objetivo de generar una mayor conciencia acerca de la importancia de los de este tipo de alimentos en nuestra dieta diaria, os presento los 5 beneficios de los frutos secos que sin dudas deberás de tener en cuenta en la nutrición.

Un gran aporte para ganar masa muscular

El gran contenido de fibras y proteínas presente en los frutos secos los convierten en unos excelentes complementos para nuestras rutinas de entrenamiento de fuerza.

Y es que los frutos secos nos proveerán de una enorme cantidad de energía para sobrellevar la carga y los pesos de nuestros entrenamientos, apostando también a promover una buena reconstrucción de fibras musculares en nuestros períodos de descanso.

El contenido de grasas saludables de los frutos secos también nos asegura el poder incrementar el tamaño de nuestros músculos de manera limpia y lograr una notoria definición.

Evita los problemas cardiovasculares

Los frutos secos son famosos por su gran aporte a la reducción de colesterol en sangre e hipertensión. El gran contenido de ácidos grasos Omega-3 aporta una gran barrera ante la eventual manifestación de enfermedades cardiovasculares, promoviendo así una salud óptima de nuestro corazón.

Un gran aliado para el sistema digestivo

El gran contenido de fibra de los frutos secos puede ser de gran ayuda para aquellas personas con problemas de estreñimiento. Los frutos secos no solo aportarán una inmensa cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y grasas a nuestro sistema, sino que su alto contenido de fibras también ayudará a nuestro tracto digestivo a procesar alimentos de forma eficiente.

El alto contenido de fibra de las nueces son las favoritas de muchos a la hora de tratar problemas digestivos como el estreñimiento.

Vitamina B12 para tu cerebro

Los frutos secos son conocidos por aportar vitaminas favorecedoras de actividades cognitivas. Consumir la cantidad adecuada de frutos secos contribuirá a mejorar nuestra actividad neuronal, mantener bien oxigenado el cerebro y eliminar todo síntoma de agotamiento.

Frutos como las avellanas, nueces o pistachos pueden jugar un papel fundamental de cara a lograr un estado de salud cerebral óptima.

Aporta a la pérdida de peso

Incorporar la cantidad adecuada de frutos secos a nuestra dieta – unos 30 gramos semanales – puede ayudarnos a perder kilos de más. Debido a su gran contenido calórico, nos lleva a sentir la sensación de saciedad, y así controlar más nuestro apetito a lo largo del día.

Los beneficios de los frutos secos para nuestro digestivo también nos invitan a mejorar nuestra capacidad de absorción de nutrientes. Y si lo combinamos con ejercicio físico puede llevarnos en poco tiempo a alcanzar aquella figura que siempre soñamos.

Ten muy bien en cuenta que los beneficios de los frutos secos se extienden mucho más allá de los 5 puntos que hemos expuesto. No dudes en consultar con un especialista para descubrir más acerca de los frutos secos e incorporarlos en su correcta medida a tu plan dietario. ¡Tu cuerpo y mente te lo agradecerán!